La Familia Capdevila y La Teresita

la teresita La Familia Capdevila y La Teresita


La familia Capdevila emigró de Cuba a los Estados Unidos en 1962 en los Vuelos de la Libertad de Miami, Florida. Maximino y Coralia huyeron de Cuba en busca de una vida mejor para sus hijos después de que Fidel Castro y el comunismo tomaron el poder. A pesar de que no sabían el idioma y no tenían ningún recurso, sabían que si trabajaban duro podrían alcanzar el sueño americano. Maximino y Coralia decidieron instalarse en Tampa, junto con sus cuatro hijos, Jorge, Luis, Alberto, y Maxi, Jr.

Maximino trabajó once años para la compañía Acme Plating donde se ganó el respeto de sus compañeros de trabajo y supervisores. Se convirtió en el capataz de la empresa y trabajó allí hasta la trágica muerte de un cuñado que murió en la empresa bajo vigilancia Max. Luego dejo a a Acme Plating para abrir su propio negocio. Coralia había trabajado muchas horas y muchos años en la Compañía Tropical Garment como costurera antes de que ella también asumió el reto de un nuevo negocio con su marido. Los dos niños mayores, Jorge y Luis, comenzaron a trabajar a la edad de 9 y 7 vendiendo tamales de maíz calientes de Cuba en sus bicicletas en las calles de Tampa los fines de semana, y pronto siguieron Alberto y Maxi. Tres años más tarde, los chicos empezaron a trabajar en de mercado de la carne de su tío. Los muchachos estuvieron trabajando los fines de semana y los veranos por algunos años hasta que sus padres compraron su primer negocio "La Teresita Grocery"

La Teresita Grocery fue comprada con un pequeño deposito inicial y un préstamo de la Administración de Pequeños Negocios en 1972. Maximino y Coralia, junto con sus cuatro niños y la fe en Dios, empezaron a trabajar juntos para hacer de su sueño americano una realidad. El éxito llegó con un alto precio: trabajaban desde las siete de la mañana hasta las once de la noche, trescientos sesenta y cinco días al año, año tras año.

La pequeña tienda de abarrotes se convirtió en un supermercado, con pescadería y carnicería y una pequeña tienda Sandwich y café con una base para los clientes. Pronto, los asientos de restaurante no era lo suficiente mente grande como para satisfacer la demanda de los clientes. La familia tomó la decisión de comprar la "Philip 66" estación de gas en la esquina de Lincoln y Columbus Drive. Se remodeló y se trasladó la tienda de café y sándwich a la nueva ubicación con tres mostradores en forma de herradura y con capacidad para 50. Fue allí donde el pequeño restaurante / cafetería se convirtió en un éxito y siguió evolucionando abriendo desde el desayuno hasta la noche, sirviendo café con leche, sándwiches cubanos, sopas y comida casera deliciosamente cocina. Las exigencias del restaurante y su popularidad requirieron más atención y Maximino y Coralia que decidieron en 1985 vender la tienda de comestibles. La Teresita continuó floreciendo siendo visitado por cientos todos los días.

En 1993, la familia Capdevila, una vez más se esforzó en un nuevo proyecto, otro sueño: un restaurante de dos pisos con 14.000 pies cuadrados en las propiedades que habían adquirido con anterioridad junto a la cafetería existente. El nuevo edificio tiene ahora un restaurante (Capdevila at La Teresita) con mesas y cabinas en el lado este del edificio, en el lado oeste se encuentra la cafetería con los mostradores en forma de herradura y el área de comida para llevar, y un salón de banquetes en el segundo piso. Con la ayuda del Señor el nuevo proyecto se a convirtió en un gran éxito y la familia Capdevila ha seguido servido a la comunidad de Tampa y gentes de todas partes del mundo, con buena comida, precios razonables, y una atmósfera familiar. La Teresita ahora sirve a miles por semana y a tenido el honor de servir a los Presidentes de los Estados Unidos, gobernadores, senadores, alcaldes, trabajadores de la ciudad, y personas de diferentes culturas de varias partes del mundo. Todos ellos an disfrutado de la famosa "La Teresita", comida y tradiciones.
La Teresita Restaurant